Dentro del interés por conocer las raíces históricas del continente europeo, medievalistas de diversas universidades (La Rochelle, Nantes, Lisboa, Cantabria, Santiago, Sevilla y La Laguna), especialistas en historia marítima, se han unido para la creación de la red Atlántica de estudios marítimos medievales.

El objetivo de la red es el análisis del papel jugado por el Océano en la configuración de Europa en la Baja Edad Media (desde el siglo XIV a comienzos del siglo XVI). En dicho período el centro político y económico de Europa se traslada desde el Mediterráneo al Atlántico, iniciándose así el período llamado “de la civilización atlántica” que desembocará en la proyección ultramarina de las potencias del Viejo Continente. En este proceso el Archipiélago Canario jugará un papel determinante en los inicios de la colonización indiana y africana.

El primer eje de dicho análisis el estudio de este ámbito geográfico como espacio de vida y de trabajo. En él se incluye el estudio de los recursos del litoral y del mar (pesca, salinas...), de las gentes que desarrollan su actividad en él (barqueros, marineros, cargadores...), y los medios empleados (construcción naval, aparejos, instrumentos de navegación...).

El segundo núcleo de interés es la consideración del Atlántico como espacio de intercambio. En él se abordará la geografía del comercio marítimo, con especial referencia a la creación de puertos y de rutas marítimas, así como al análisis de los productos intercambiados y de los circuitos comerciales creados a su amparo. También en este segundo capítulo se incluyen las técnicas en el comercio marítimo, en un marco temático que iría desde el ámbito jurídico de las mismas a los tipos de contrato.

El último gran bloque de estudio es el que nos muestra al Atlántico como un espacio de confrontación. Dentro del mismo se ha de tomar en consideración la formación de fronteras marítimas (aguas territoriales) y el papel de las mismas en la delimitación de los distintos estados. Parte importante de este epígrafe es la constitución de flotas y otros medios de defensa o control, que son el germen de futuros imperios navales. La violencia en este mar no se circunscribía a los medios de guerra oficial, sino que se proyectaba hacia las actividades de corso y piratería, en cuya prevención los poderes económicos y políticos desarrollaron toda una serie de iniciativas (tratados, acuerdos...) que serán igualmente objeto de estudio.

Actividades
Seminario El Atlántico en la estructuración del espacio europeo con el Proyecto de elaboración de un Manual sobre puertos marítimos medievales.

Principales resultados
Publicación de los resultados del Seminario El Atlántico en la estructuración del espacio europeo en la revista Historia, Instituciones, Documentos, de la Universidad de Sevilla.